En estos momentos nos encontramos ante una esperanza de vida mucho más alta que años atrás y una vida laboral más corta, lo que supone una jubilación más temprana por lo que el número de jubilados o de personas mayores cada vez es más grande. La previsión para el próximo año 2020, es que una de cada cuatro personas tenga más de 65 años.

En este periodo de vida las personas se encuentran ante muchas barreras, una de ellas y la más característica en pleno siglo XXI, es la tecnológica. A pesar de que estudios realizados confirman que existe un alto porcentaje de personas mayores que utilizan internet a diario, más de la mitad de la población aún no sabe manejarse online.

Introducir la tecnología entre nuestros mayores es una de las acciones principales que lleva a cabo en la sociedad para paliar la brecha digital. Las acciones para conseguir esto son campañas de medios constantes que permiten concienciar a la sociedad de la necesidad de integración de los mayores con las nuevas tecnologías. Incluso han creado programas de voluntarios que se ofrecen a enseñar a los mayores cosas sencillas que le permitan desarrollar actividades cotidianas.

También es importante la educación del usuario que accederá a esas tecnologías, es decir, plantearle situaciones en las que vean en que medida estas tecnologías pueden ayudarle a desarrollar mejor algunas de sus acciones cotidianas, como pueden ayudarles a mantener y ampliar sus red de relaciones interpersonales, la independencia que les ofrece controlar internet y poder acudir a él para buscar cosas como el horario de un lugar o la dirección, la oportunidad de estar informados, la capacidad de colaborar en debates o foros en los que se hable de temas que puedan ser de su interés y la formación online a la que pueden acceder a través de cursos o vídeo tutoriales.

Cada vez son más los que se animan a aprender a manejar estas nuevas herramientas. De esta manera se favorece la comunicación intergeneracional, es decir, la comunicación entre los jóvenes y los mayores.

Nunca se ha de pensar que se es demasiado mayor para aprender a utilizar internet, un ordenador o un móvil, pero si que se ha de mantener una actitud positiva y paciente ante este nuevo conocimiento ya que la generación que desconoce esto viene de una sociedad analógica y no están del todo preparados para lo digital. Por ello ármate de paciencia hasta que te hagas con ello.