La vista cansada o presbicia, como también se conoce, no tiene cura natural. En otras palabras, la respuesta a la pregunta de si se puede curar de forma natural, es no. Seguidamente se explica por qué y se presentan algunas alternativas naturales para tratarla.

Qué es presbicia o vista cansada

Iniciando desde lo básico, se define qué es presbicia, de manera resumida es la disminución del poder de acomodación del cristalino. Dicho proceso es el que se encarga de que una persona pueda enfocar los objetos en distintas distancias.

En el caso de la vista cansada, se habla especialmente de la pérdida de la habilidad para enfocar objetos cercanos. Con esto se dificultan actividades como leer, trabajos manuales delicados, entre otros.

Qué es el cristalino

El cristalino es un elemento del ojo con forma de lente biconvexo, está ubicado detrás de la pupila. Este junto a la córnea se encargan de refractar la luz para que la imagen pueda ser visualizada correctamente por la retina.

El cristalino está rodeado de un músculo que se relaja cuando se necesita ver algo de lejos y se contrae cuando se observa algo de cerca. La capacidad del cristalino para adaptarse a distintas formas le atribuye una característica de flexibilidad. La presbicia o vista cansada sucede cuando el cristalino se endurece un poco, perdiendo su condición flexible junto con la destreza para enfocar.

Por qué la vista cansada no tiene cura natural

La presbicia o vista cansada es uno de los rasgos del envejecimiento, es decir, es inevitable ya que es una consecuencia del proceso biológico natural al avanzar en edad. Dicho esto, se entiende que no puede ser curada de manera natural o prevenida. Solo se pueden buscar alternativas para atenuar sus efectos sobre las actividades diarias.

Cura no natural

En contraste, la presbicia tiene una cura quirúrgica, se trata de una operación sencilla que tiene una duración de unos 10 minutos aproximadamente. Consiste en sustituir el cristalino por un pequeño lente.

Alternativas naturales para tratar la vista cansada

Remedios caseros para la vista cansada

Los remedios caseros son útiles para aliviar algunas de las molestias causadas por la presbicia. Los cuales incluyen dolores de cabeza, mareos, visión borrosa, irritaciones, enrojecimiento, entre otros.

Pepino

Las clásicas rodajas de pepino son capaces de ofrecer alivio para los ojos cansados. Estas se colocan sobre los párpados durante varios minutos, esto se puede hacer varias veces al día.

Miel

Un remedio casero efectivo es colocar una gota de miel en cada ojo por tres minutos y luego enjuagar con abundante agua. La miel tiene cualidades cicatrizantes, antioxidantes, hidratantes, analgésicas, antisépticas y energizantes.

Zanahorias

Usar las zanahorias para aplicaciones tópicas en los ojos es recomendable, dentro de las muchas propiedades de la zanahoria la antiinflamatoria sobresale. La forma de prepararla consiste en hacer una pasta, la cual puede ser potenciada al incluir perejil o apio. Se aplica empapando algodón o gasa con la mezcla, luego se coloca sobre los párpados durante 5 minutos, finalmente se enjuagan con agua fría. Este tratamiento casero es para relajar los ojos y el nervio óptico.

Alimentación

Incluir en la dieta, alimentos que contienen antocianinas, aminoácidos, antioxidantes, zeaxantina, betacaroteno, luteína, carotenos, vitaminas A, B, C, D y E. Se pueden mencionar arándanos, brócoli, hinojo, espárragos salvajes, almendras, papaya, melocotones, mangos, calabaza, zanahorias, naranjas, limones, entre otros.

Agua fria

Otra acción básica, simple y práctica son las compresas de agua fría sobre los ojos, esto ayuda a relajar la vista.

Hierbas e infusiones para recuperar la visión

Manzanilla

Entre las hierbas para recuperar la visión, la manzanilla provee una infusión popular para aliviar, recuperar y refrescar los ojos. La aplicación es muy sencilla, a través de gasas empapadas con la infusión sobre los párpados por varios minutos. Igualmente, aplicar algunas gotas directamente sobre los ojos es una práctica saludable. Es necesario hacer la salvedad de que este remedio se recomienda aplicarse una vez al día. La manzanilla puede tener un efecto contrario si se usa de manera excesiva.

Betónica

La flor de Betónica tiene propiedades analgésicas, sedantes, antiespasmódica, hipotensora, astringente, emenagoga y cicatrizante. Cuando se elaboran infusiones junto con menta o mejorana, es ideal para aliviar la cefalea, tensión muscular, estrés, entre otros. Cabe destacar que los dolores de cabeza son una constante en la presbicia, debido a que las personas tienden a forzar la vista.

Eufrasia

Las infusiones con flores de Eufrasia son otro modo de aliviar dolores de cabeza, resequedad e irritación ocular. Es altamente recomendada para tratamientos en los ojos, posee rasgos antiinflamatorios, astringentes, antisépticos y cicatrizantes. Su uso puede ser tanto tópico como de ingesta.

Saúco

Las flores de saúco son diuréticas, laxantes, depurativas, antioxidantes, antivirales, emolientes, antisépticas, antiinflamatorias, relajantes y cicatrizantes. Su ingesta o aplicación tópica es recomendada para mitigar los efectos de la vista cansada.

Aciano o azulejos

Continuando con las infusiones, se hace mención de las flores de aciano o azulejos. Funciona como un antibiótico, antiinflamatorio y diurético natural, es bastante popular en el ramo oftalmológico. Las infusiones o el agua de anciano se usan comúnmente para lavados oculares. A estos lavados se les atribuye propiedades regenerativas en los vasos de la retina.

Hinojo

La infusión que se obtiene de las semillas de hinojo es otro remedio natural y casero que disminuye el cansancio visual. El hinojo es reconocido por su cualidad para aplacar molestias digestivas, al igual que funciona como antiinflamatorio. Se pueden colocar tres gotas directamente sobre cada ojo y repetirse varias veces al día.

Ortiga

La ortiga es una hierba que apoya la buena irrigación sanguínea en el ojo y disminuye la presión en el mismo. Se puede ingerir como bebida, aplicar con gazas sobre los párpados o como colirio.

Otras alternativas

La biodescodificación y la vista cansada

La biodescodificación es definida como una terapia de curación física y emocional, es una tendencia moderna dentro del campo de la medicina natural. La terapia de biodescodificación explica que las enfermedades son producto de, las emociones, la manera de actuar y, de pensar de una persona. Asimismo, establece que la información codificada en las células puede activarse de distintas formas para recobrar un comportamiento saludable y armónico.

Según esta tendencia, cualquier persona es capaz de sanarse a sí misma siempre y cuando tenga consciencia de sí misma. Es decir, acerca de sus emociones, pensamientos y acciones.

Aplicando la biodescodificación a la presbicia, explica que es resultado del miedo que sienten las personas al futuro, luego de alcanzar determinada edad. Por lo que existe una negación a ver lo que viene a continuación, por el miedo a la vejez y a la muerte. Esta aprehensión de ver al frente y enfrentar al futuro, hace que el sentido de la visión responda fallando.

Como solución, esta terapia ofrece una línea de pensamiento en favor de aceptar dichos pensamientos y la llegada de la vejez. Para ello se apoyará en un terapeuta que acompañará al paciente durante todo el proceso. Escuchando y ayudando a la persona a superar su condición.

Resumiendo, la presbicia no tiene una cura natural, pero, es posible aplacar los efectos de la misma a través de métodos naturales. También se debe tener presente que la vista cansada no es una enfermedad, es parte de un proceso biológico y es inevitable.